Escuela de Magisterio y Escuela Normal “Josefina Pascual”

Después de la Guerra Civil tras el reciente creado ministerio de Educación Nacional se promulga el Decreto del 10 de febrero de 1940 que reanuda las enseñanzas según el Plan de 1914. En 1942 se publica el “plan provisional” que sitúa la formación del magisterio por sus exigencias de acceso en uno de los niveles más bajos de su historia. En 1940 y 1941 se convocaron oposiciones para el ingreso en el Magisterio exigiendo el certificado de Instrucción Elemental de Organización de Juventudes, del Hogar y de la Falange. Posteriormente la promulgación de la Ley de Educación Primaria de 1945 vuelve a exigir la organización de las Escuelas del Ma­gisterio en régimen de separación total de sexos propiciando la aparición de la “Escuela de Magisterio masculino Manuel de Falla” y “Escuela de Magisterio femenino Fernán Caballero”; aunque compartiendo el mismo edificio anterior, sólo regulado por el horario en turnos de mañana y tarde. En 1953, con la firma del Concordato con la Santa Sede, aparecen en la provincia de Cádiz dos nuevas Escuelas de Magisterio adscritas a la Iglesia como fueron la Escuela “Monseñor Cirarda” (denominación posterior a 1968) en Jerez y la Escuela “Virgen de Europa” en La Línea. Esta nueva situación tiene un paralelismo de gran importancia ya que en 1957 las dos Escuelas de Magisterio de la capital se trasladan a un nuevo edificio construido y acondicionado expresamente, incorporando además la escuela aneja de niñas, situado en la Avenida Wilson, posteriormente Avenida Duque de Nájera, donde permanecería hasta su traslado al campus de Puerto Real en 1985.

 

Duque de najera

Avenida Duque de Nájera

 

A partir de 1962, se produce un sensible cambio de rumbo. El ministerio pasa a llamarse Ministerio de Educación y Ciencia y pone en marcha una serie de planes como la ampliación a partir de 1964 de la escolaridad obligatoria a los 14 años. Con el Decreto del 2 de febrero de 1967, asistimos a una reforma profunda del Magisterio y sus instituciones formativas que vuelven a denominarse “Escuelas Normales”. El Plan de 1967 se puso en marcha además por medio de una decisión singular consistente en revisar la denominación de cada centro. La Orden del Ministerio de Educación del 20 de noviembre de 1968 nombra al centro gaditano Escuela Normal “Josefina Pascual”.

 

En este año de 1968 el Ministerio de Educación, centra su atención en la reforma del sistema educativo teniendo como medida de anticipación la creación de los ICEs (Institutos de Ciencias de la Educación) inaugurándose el Instituto gaditano en 1969. Los diferentes directores del ICE en la Universidad de Cádiz fueron Agustín Martín Rodríguez; Honesto Garrido García; Juan Benvenuty Morales; Paloma Braza Lloret y Pilar Martín del Río; siendo los profesores Benvenutty y Braza miembros de la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado.
En este periodo durante una década (1962- 1972) dirigen la institución del profesorado gaditano con distintos cargos las profesoras María Soledad Pascual Pascual, Alicia Plaza de Prado y Carmen García Surrallés.

 

Alicia Plaza, Marisol Pascual y Carmen García Surrallés

 

Anterior                                                                     Siguiente